Cómo cambiar de colchón puede hacer la vuelta al cole más fácil

comprar un colchón

La vuelta a las clases es siempre una tarea complicada tanto para los más pequeños, como para sus padres y madres. Hay que tener en cuenta una gran variedad de factores para un retorno a las aulas sin demasiadas complicaciones y entre todas las decisiones que hay que tomar, hay una que, a veces, se pospone pero que puede marcar la diferencia. ¿Cuál? Cambiar el colchón de los pequeños de casa, es decir, comprar un colchón nuevo para nuestro hijo o hija le garantizará un descanso correcto y esto nos hará la vida más fácil a todos. 

Retomar la rutina de sueño

En verano no nos importa que nuestros hijos e hijas se acuesten más tarde de lo habitual, ni tampoco que alarguen el momento de levantarse de la cama, al fin y al cabo los adultos hacemos lo mismo. Pero llega septiembre y nos vemos obligados a retomar el ritmo de sueño de la temporada escolar, un colchón nuevo, adaptado a las necesidades de los más jóvenes nos facilitará esta tarea. No les costará tanto meterse en la cama si se encuentran con una superficie pensada para ellos, que los acoja por completo y cuente, por ejemplo, con una capa de viscoelástica, que se adapta a su cuerpo para un mejor descanso. ¿Estamos de acuerdo en que los adultos notamos cuando un colchón es bueno, verdad? Pues los peques también lo saben apreciar.

¿Cómo escoger un producto adecuado?

Es importante a la hora de comprar un colchón que la elección esté adaptada al niño/a, en nuestras tiendas de colchones somos especialistas y sabemos que un equipo de descanso para jóvenes debe cumplir con ciertas cualidades: tener un firmeza alta para fomentar el correcto desarrollo del cuerpo y una ventilación muy elevada; los más pequeños sudan de noche y se mueven con frecuencia, por ello precisan un colchón con una alta transpirabilidad. 

Los niños y niñas segregan hasta el 80 % de la hormona del crecimiento mientras duermen, comprar un colchón con una firmeza adecuada consigue que concilien el sueño más rápido, facilitando así su desarrollo.

Muchos colchones cuentan con tratamientos hipoalergénicos que mantienen a raya ácaros, hongos y bacterias para un descanso libre de alergias y de otras dolencias. En el caso de los peques de la casa, que el colchón escogido cuente con este tipo de tecnologías debería ser primordial, muchas alergias se empiezan a desarrollar durante la infancia, mantenerlas alejadas en el momento del sueño es vital para un descanso correcto que les aporte energía para afrontar el regreso al colegio. 

Abrir chat