Beneficios de leer antes de dormir

comprar un colchón

Comprar un colchón de calidad y acompañarlo de unas almohadas adaptadas a tus necesidades y fisionomía favorecerá nuestro descanso, pero no olvidemos que también hay hábitos que nos pueden ayudar mucho a conciliar el sueño. Este es el caso de leer cada noche antes de acostarnos. En este post, te explicamos algunos de los beneficios que te ofrece leer antes de dormir. ¡Quédate con nosotros y descúbrelos!

Un pequeño placer

Leer es una de esas pequeñas cosas que sin darnos cuenta nos hace felices y nos ayuda a descansar. Leer antes de dormir nos relaja, distrae y aleja de nuestra vida cotidiana. Es un instante tranquilo en el que nos sumergimos en un mundo paralelo de fantasía y escenarios emocionantes. Un gran entretenimiento para nuestro cerebro, que lo mantiene nutrido, informado y vivo, y que el uso del móvil y de las pantallas antes de irnos a la cama está poniéndolo en peligro.

Estimulamos la memoria

Con la lectura tenemos la posibilidad de entrenar nuestro cerebro para hacerlo más resistente a largo plazo. Leyendo de 30 a 60 minutos antes de acostarnos ayudaremos a retrasar el posible declive cognitivo de nuestro cerebro, evitaremos también el estrés diario y optimizaremos los procesos cerebrales. Nuestro cerebro tras un periodo de lectura puede descansar mejor, estimular la memoria, la agilidad mental y por supuesto la imaginación tan necesaria.

Empatizas con los demás

Los relatos nos ofrecen la oportunidad de desarrollar la capacidad de empatía con los demás. Nos identificamos con los personajes, las historias que llevan detrás, sus sufrimientos, miedos, alegrías, amores, desamores… en definitiva nos metemos en su piel sin darnos cuenta. Todo ello, nos ayuda a mejorar como personas, y también a desarrollar nuestra capacidad de comprensión y compasión. En las horas más nocturnas estas cualidades se ven incrementadas ya que nos focalizamos mucho más en nuestra lectura, estamos más concentrados para captar las ideas principales y sus emociones, para hacerlas nuestras y disfrutar de ellas. 

Mayor calma y creatividad interna

Muchas situaciones nos pueden alterar a lo largo del día y llegar a la cama de mal humor y con dificultad para dormir. Un modo de acabar con ese ciclo perjudicial de inquietud es terminar el día leyendo un buen libro. Leer antes de dormir es la mejor opción para desconectar, metiéndonos en la piel de otras personas, en sus rutinas, emociones y misiones. Disponemos de esa media hora para conectar con otro universo paralelo y evadirnos de nuestra realidad.

Por otro lado, un cerebro relajado fomenta una mente creativa. A base de enriquecer nuestra mente con historias inventadas impulsa la originalidad, la invención, ¡son todo ventajas!

Rienda suelta para soñar

Una buena lectura también nos ayuda a soñar mejor al profundizar en el relato del cuento, por lo que aumenta nuestra capacidad de concentración, activación de la memoria y del recuerdo. En dicho trance de concentración y asimilación previa al sueño, tenemos una posibilidad mayor de soñar con la historia que leímos o simplemente liberar nuestra parte más imaginativa. En definitiva, leer cada noche nos beneficia de diversas maneras, nos regala momentos de paz, sosiego y la posibilidad de dejar atrás el estrés acumulado, no dudes entonces que practicar la tradición de leer te aportará un sinfín de beneficios.

Abrir chat